¿Existe alguna diferencia entre café orgánico y normal?

Cada vez resulta más habitual escuchar de productos orgánicos, los cuales se dice siempre son mejores en varios aspectos en relación a los productos “normales”, los conocidos de toda la vida.

Pero dejando de lado las generalidades para dar paso al tema en cuestión, ¿sabes cuál es la diferencia entre café orgánico y normal? En realidad, existe más de una característica que distingue a ambos tipos de café.

Como una primera característica nos encontramos con el sistema de producción. Cuando hablamos del cultivo de café orgánico, éste es parecido al usado de manera tradicional.

Antes de que se implementara el uso de fertilizantes, el cafeto se sembraba habitualmente a la sombra, intercaladas entre árboles como el limonero y el naranjal, entre otros.

Haciéndolo de esta forma se cumplía con una doble función: por un lado, se conservaba la riqueza del suelo; por el otro, se prevenía la contaminación del agua. Además, como un beneficio adicional bastante importante, las aves que solían habitar los árboles que brindaban sombra al café, impedían que los insectos dañarán al cafeto.

diferencia-entre-cafe-organico-y-normal-Con el paso de los años, este sistema fue abandonado para darle la bienvenida al sistema actual de extensivo al sol, en el cual cuando se recurre al uso de fertilizante e insecticida cuando la situación así lo amerita.

En cuanto al cultivo del café orgánico se refiere, éste se rige por normas internacionales de producción e industrialización, las cuales son celosamente vigiladas por un sistema de certificación que garantiza un café de alta calidad, el cual no tiene insumos de síntesis química y la protección del medio ambiente.

Los sistemas de producción de ambos cafés son los que nos conducen a una diferencia entre café orgánico y normal bastante significativa
para el consumidor: el precio.

El hecho que los costos de producción del café orgánico sean superiores al sistema tradicional, además de tratarse de producción a pequeña escala, termina por traducirse en precios más caros en relación al café normal.

Esto último es bastante importante, porque si bien es cierto el consumidor final debe pagar más por un café orgánico, también es cierto que al optar este tipo de bebida se favorece el mejoramiento de la calidad de vida de los productores, los campesinos, quienes reciben un pago más digno en comparación con el café tradicional.

Recent Posts
0

Start typing and press Enter to search